El Escrito del Tiempo - Capítulo II (Primera Parte): Emboscada

Capítulo II: Emboscada (Primera Parte)


Un mudo ruido me despertó. Toqué mi rostro, encostrado y reseco por las lágrimas, y decidí volver al motel para bañarme. Cuando salía una pequeña brisa llevó a mi nariz un olor inconfundible y con el que tantas veces había tratado en el pasado. Me coloqué alerta, no estaba sola. Cerré despacio la puerta y regresé hacia los sarcófagos para acariciarlos, mientras lo hacía, vi el destello de algo detrás de un muro. ¡Maldición! Me estaban apuntando. Desvié rápidamente la vista y llegué a los sarcófagos.

Mi mente empezó a funcionar velozmente; podía tirar uno de los sarcófagos como distracción y huir, podía agarrar una de las flores de cristal y utilizarla para herir a mi oponente de un lanzamiento, o simplemente podía dejar que me mataran. La última idea sonaba tentadora, pero la poca moral que aún restaba en mi me impedía llegar a esos extremos.

Arriba del sarcófago de madera cayeron virusas del techo. Miré hacia arriba y, cuerpos arropados con trajes negros, cubrían el espacio, casi invisibles  cualquier ignorante. Bajé la mirada, lo mejor era salir de aquí. El olor se intensificó más y me voltee enseguida. A mi espalda se hallaba uno de esos cuerpos misteriosos; en su mano  guindaba un pequeño pañuelo, el cual, imaginé, estaba impregnado con el líquido que producía aquel olor. Corrí hasta la puerta y en medio de mi carrera tropecé con una cuerda la cual no había divisado antes. Esto ya estaba planeado, llevaban rato aquí, pero ¿por qué no habían procedido a matarme cuando dormía?

 -Hágalo fácil o difícil- pronunció una voz proveniente del cuerpo, que aún estaba arrodillado en el suelo, con el pañuelo, a corta distancia de mi.

-¿Hacer  qué?- pregunté temerosa, pero mi voz sonó fría, reflejándome dura y distante.

-Ya sabe, morir- dijo la voz con aire despreocupado- Usted misma ha usado el líquido- continuó- y sabe que con el solo toque de su mezcla es mortal, y más si se le agrega un elemento adicional- Efectivamente aquel ser tenía razón, en síntesis, el pañuelo contenía un veneno eficaz y de rápido efecto.

Avancé lentamente hacia la sombra inmóvil, no tenía remedio, además ya no poseía motivos para seguir viva, y muerta me podría reunir con ellos. Cuando estuve a escasos centímetros de la figura inmóvil, esta se levantó, y con un rápido movimiento intentó colocar el pañuelo en mis fosas; bloqueé su movimiento y con voz aguda dije:

-Creo que si voy a morir, merezco saber  quiénes son ustedes

Todos los cuerpos bajaron del techo y salieron de los pilares. Me quedé anonadada de cuantas personas habían, superaban el número que había calculado los cuales eran unos 5 o 4.

-Opinamos que no tienes el derecho de saber nuestra identidad- dijo el hombre que tenía al frente.

-Pues una muerte certera, no es nada si su asesino no se regocija en ella- cité para anular la negativa.

Hubo un momento de duda entre el grupo y todos avanzaron un paso, produciendo un sonido uniforme con aquel, como si de un ejército se tratase. Lentamente el hombre me extendió el pañuelo. Tomé el pañuelo y miré los sarcófagos.

-Hágalo con el pensamiento- dijo el hombre ahora con voz seductora- que muy pronto los volverá a ver.
Sus palabras me parecieron como un dulce caramelo el cual no podía rechazar, así que acerqué el pañuelo a mi nariz. De repente la puerta del Mausoleo voló con una explosión. No sabía realmente que pasaba, pero corrí detrás de los sarcófagos para protegerme. Una serie de agudos sonidos inundaron el ambiente. No quería averiguar cuál era la situación, por lo que miré el enorme agujero que la explosión ocasionó y sin pensarlo corrí directamente hacia él y salí de allí, dejando detrás un verdadero desastre ya que del Mausoleo salía humo.

Mientras corría tropecé con una lápida y caí de espalda al suelo, justo cuando por encima de mi cabeza volaba un afilado cuchillo. Dos hombres me habían seguido. Empecé a arrastrar mi  cuerpo por la arena; la oscuridad era un factor benéfico debido a que casi no distinguía nada, y por lo tanto ellos tampoco. Algo me agarró del pie y jaló hacia atrás. Cambié de posición y con la pierna pateé lo que me sujetaba; acto reflejo, rodeé hacia un lado y tropecé con un cuerpo. La cosa que me había sujetado antes, o mejor dicho las manos, comenzaron a palpar la tierra. Me quedé quieta hasta adquirir un estado en el que apenas mi respiración se notaba. Otra cosa sonó en la lejanía y aproveché el momento para cambiar de posición con el cuerpo, evidentemente un cadáver.

Las manos al tocar las otras extremidades jalaron inmediatamente hacia abajo y eso me dio chance de levantarme y salir corriendo. El engaño no duró mucho y ahora me estaban siguiendo de nuevo. Una cuerda se enredó en mis pies y caí; ahora me arrastraban con más fuerza. Una sombra se me echó encima y bloqueó mis movimientos, estaba jodida.

-¡Tranquila, somos nosotros!- dijo la sombra. Reconocí su voz, una antiguo amigo; si él se hallaba acá eso significaba que los otros también, la emboscada era obra suya.

-¡Vamos, ya la distracción acabó!- obedecí sin chistar y salí con él y su compañero del cementerio

El mundo actual era lúgubre, triste y oscuro al igual que mi alma. Debido a la alta contaminación en el planeta, los humanos se vieron obligados a elevar sus viviendas, acomodar el entorno o amoldarse a el. Ahora la superficie terrestre estaba casi desierta y la civilización se encontraba a 10km de esta. Desde el 2020 se empezó este modo de vida, y con el paso de los años, se formaron inventos y máquinas para poder establecerse y soportar la falta de oxígeno. Solo las grandes ciudades y demás regiones están completamente acordes a la nueva vida, pero las localidades, como en la que nos hallábamos, seguían en proceso; por eso era que yo tenía el alcance al cementerio, aunque los muertos nunca cambiaron de lugar y en cada entierro se debía descender para sepultar el cuerpo. Así que volviendo al presente, prácticamente la superficie terrestre de acá se encontraba habitada, lo que nos realizaba más fácil la huida pero a la vez nos la empeoraba. La localidad está distribuida en callejones, que muy pronto cuando se elevara la región, servirían de basureros y conductos de aguas negras; todos los callejones conducían a una sola parte, el centro, pero no íbamos allí, por lo que tuvimos que bajar a los verdaderos túneles de desagüe.

El olor que embargó a mi nariz fluctuaba entre animales muertos y materia fecal, era desagradable y repugnante. Nicolás y Santiago (los nombres de mis amigos) se sabían el camino, ya que no desaceleraron ni dudaron en ningún momento al dar una vuelta, cruzar por acá o ir por allá. Finalmente llegamos a una escotilla en una pared. La abrieron. El espacio reducido del lugar claramente decía su propósito, era un agujero seguro para viajar. Di un paso hacia atrás; me había jurado a mi misma nunca volver a usar mi habilidad. Nicolás se dio cuenta de mi negativa y miró a Santiago diciendo:

-No lo va hacer- Santiago me miró y dijo:

-Discúlpame- luego se me echó encima y de allí no vuelvo a recordar nada más.
___O___

Hola lectores, espero que tenga un buen domingo y estén listo para recibir mañana el comienzo de la semana; como mencioné en el Posted pasado acá está el segundo capítulo de "El Escrito del Tiempo" (primera parte, ya que el capítulo es un poco largo y a más tardar el martes lo termino de transcribir y se los posteo).
Vuelvo  a recordar que "Psicosis" queda temporalmente suspendida mientras se sube y se finaliza "El Escrito del Tiempo". Bueno que pasen una feliz semana, nos seguiremos leyendo y nos veremos el martes amigos :) 

Att: Emeline Carolina
Pos: en esta entrada recomiendo el blogg de mi amiga Irene Comendador, una gran escritora, para visitar su hogar den Clik en su nombre =D

1 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
ANIMO LYRICS

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

José
Ramón...

Publicar un comentario en la entrada